como educo a mi perro

 

¿Cómo educar a mi perro para -inserte aquí lo que interese-?

Seguro que esta pregunta te la has hecho o te la han hecho mil veces, ¿verdad?

 

Se acaba el verano y nos toca volver a la rutina: Los adultos volvemos al trabajo, los niños al cole, y evidentemente las mascotas no deberían quedarse atrás.

Porque como buenos niños eternos que son los canes, su educación nunca podemos dejarla olvidada. No te digo que le envíes cada día a un centro de educación canina, pero es importante que sepas cómo educar a tu perro para aquellas cosas que son básicas y poder así desenvolverte con él o ella en el día a día.

 

Así que hoy, para comenzar nuestro “curso escolar”, te traigo una entrevista que le he hecho a Paula de Educar mi perro YA con la idea de sonsacarle algunos tips que nos ayuden a enfrentar el momento de educar a nuestro perro y conseguir hacerlo con éxito, sin frustrarse tú ni frustrar a tu compi peludo. ¿Empezamos?

 

—–

¡Hola Paula! Primero que nada, ¿qué te parece si nos cuentas un poco sobre quién eres y cómo haces tu trabajo?

Claro Carolina, será un placer.

Me llamo Paula Huguet y soy experta en el comportamiento y la psicología del perro. ¿Y eso que es? Pues verás, mi trabajo consiste en ayudar a aquellos propietarios que no consiguen modificar la conducta de sus perros como puede ser por ejemplo la agresividad, miedos, ansiedad, destrucción, etc.

Mi objetivo es conseguir crear una nueva relación de complicidad, respeto y comprensión entre el perro y su dueño. En resumen, mejorar sus vidas.

Para alguien que se enfrenta por primera vez a la educación de su perro, ¿qué es lo más importante a tener en cuenta? ¿Cómo debe iniciar el proceso de enseñarle alguna cosa?

Sin duda te diré que la paciencia y la constancia. Los perros no son ordenadores y todos necesitan tiempo para entender lo que se les está pidiendo. Los humanos vivimos en el mundo de la inmediatez e inconscientemente pretendemos que nuestros perros se adapten a nuestro ritmo, cuando en realidad es el humano el que debe adaptarse al de su perro.

Cuando se empieza a entrenar por primera vez a un perro hay que empezar con cosas muy básicas y sencillas. El tiempo de trabajo no debe pasar la media hora ya que puedes bloquear al animal, aborrecerá el trabajo y acabará por hacer cualquier cosa menos lo que se le pide.

Y para alguien que ya lo ha hecho y quiere continuar siempre enseñándole cosas nuevas, ¿cómo mantiene el interés del perro?

Todos los perros son excelentes en algo. Me explico: Algunos son buenos en encontrar cosas, otros en saltar obstáculos, los hay que tienen muchísima facilidad en aprender a hacer cualquier tipo de “pirueta” que le enseñes.

La clave está en saber cual es el “don” de tu perro y potenciarlo al máximo. Al ser algo natural en él, se lo pasará genial aprendiendo junto a su dueño y al mismo tiempo la relación dueño-perro se hará más fuerte.

Vale, hablemos ahora sobre algunos “mitos”…

¿Hay alguna edad en la que un perro está más dispuesto a aprender? ¿Es verdad que si no aprenden alguna cosa de cachorros, ya más nunca podrás enseñarles?

Bueno es evidente que antes empiezas, antes consigues resultados. Pero mi larga experiencia me ha demostrado tantas veces, que los perros siempre están dispuestos a aprender sin importar la edad que tengan. Es realmente sorprendente y hermoso.

En la naturaleza, todos los perros cumplen una función muy específica y si no colmamos sus instintos (por poco que sea) suelen desarrollar algunos problemas de comportamiento o se ven apagados y aburridos.

¿Hay razas especialmente “inteligentes”? Y si nuestro perro es de los menos inteligentes, ¿algún tip para facilitarnos el trabajo ;)?

Hay razas más “predispuestas” que otras, pero dentro de una misma camada, algunos tendrán más facilidades que otros. Para mi no se trata de que un perro sea más inteligente que el otro, sino más bien de las ganas y el interés que tienen en aprender.

Mi consejo es no forzar al animal a hacer cosas que no le aportan ningún valor aunque siempre les podemos enseñar cosas más básicas como el sentarse, el quieto o el ven.

A grosso modo, sabemos que el funcionamiento es dar una orden – esperar una acción – dar una recompensa… En base a esto, explícanos:

¿Cómo es la mejor forma de darle una orden al perro? Es decir, ¿hay que utilizar algún tono de voz específico, acompañar con algún gesto, etc…?

Lo ideal es utilizar un tono de voz tranquilo pero seguro. Evitar gritar o utilizar sonidos agudos…

También, cuando se enseña una orden por primera vez es efectivo usar un gesto acompañado de una palabra y repetir las veces necesarias hasta que el perro entienda que le estamos pidiendo. Si se hace correctamente, a la larga, sólo con el gesto ya sabrá lo que tiene que hacer.

Y por supuesto, también ayuda trabajar sin muchas distracciones alrededor del animal y ante todo calma, mucha calma…

¿Es necesario utilizar premios de comida para recompensar una acción? ¿De qué otros tipos de recompensa nos podemos valer a la hora de educar a nuestro perro?

Los premios con comida son una buena ayuda para empezar a trabajar, sobretodo con cachorros, perros jóvenes o perros a los que les cuesta concentrarse. Aún así es mejor ir disminuyendo poco a poco este tipo de recompensas ya que se corre el riesgo de que el perro sólo obedezca si hay comida y no lo haga cuando no la tengamos. También podemos utilizar juguetes o algún tipo de accesorio que sepamos que al perro le guste.

Aún así, yo siempre digo que la mejor recompensa para un perro es su propio dueño.

Por último, según tu experiencia:

¿Cuáles crees que son las cosas básicas que todo perro debe saber hacer?

El “quieto” puede salvar la vida de tu perro. Imagínate si tu perro sale corriendo detrás de una pelota que, por accidente, ha ido a parar en una carretera por dónde pasan los coches… ¿Ves a lo que me refiero?

El “No” significa que el perro debe parar inmediatamente cualquier acción que esté haciendo. No toques, no comas, no tires, no saltes, no ladres, no muerdas, etc.

¿Qué es lo más difícil de enseñar a un perro?

Caminar sin correa a tu lado sin que se aleje pase lo que pase.

¿Y lo más fácil?

Sentado.

Pero repito que cada perro es diferente y lo que  para uno resulte difícil  para otros no tiene porqué serlo.

¡Muchísimas gracias Pau!

—–

 

Y ya para terminar de complementar esta info, Paula también ha publicado en su blog recientemente un post donde nos habla sobre cómo enfrentar el “síndrome post-vacacional” en los perros. ¡Échale un ojo que no tiene desperdicio!

 

¿Qué? ¿Te ha parecido útil la info que nos ha dado Paula?

Para cualquier consulta sobre educación canina, o si tienes algún problema de comportamiento con tu perro y necesitas ayuda urgente, ella está disponible y encantadísima de echarte una mano… Pepe y yo te damos la buena fe de que Pau es una excelente profesional ;)

 

Te dejo todos sus datos de contacto por si te interesa hablar con ella o simplemente seguirla en sus redes sociales:

WEB: http://www.educarmiperroya.com/

Email: info@educarmiperroya.com

RRSS: Facebook, Pinterest, YouTube

 

Pues ya lo sabes… Intenta que el hecho de educar a tu perro nunca quede relegado a mil cosas más. Además de darle pautas y orden en su comportamiento (tanto en casa como en la calle), te ayudará a crear vínculos con él o ella, a divertirte un rato a su lado (muy terapéutico para los dos) y a desarrollar su nivel intelectual.

Oye, y ¿qué tal si compartes tu sesión de entrenamiento en IG? Sube una foto con el hashtag #educandoamiperro y ¡etiquétame para poder verla! (@elcollaretdelpep)

Si te ha gustado... Comparte!
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone